Consejos para aliviar el estreñimiento.

El estreñimiento es una frecuencia de defecación inferior a 3 veces por semana, con heces duras.


Las causas del estreñimiento pueden ser variadas: estrés, enfermedades digestivas, hipotiroidismo,… aunque suele estar relacionado con una alimentación inadecuada, sedentarismo y falta de hidratación.


La alimentación


Es el pilar principal del buen funcionamiento de la motilidad intestinal: la fibra dietética contribuye a mover el bolo alimenticio ya que arrastra y limpia el colon al no poder digerirse.


Recomendaciones nutricionales:


– Tome 3 piezas de fruta con piel al día, y dos raciones de verdura (una en crudo y otra cocinada)


– Sustituir los alimentos refinados por los integrales: pan integral, pasta integral, arroz integral, galletas integrales (aparte de añadir más fibra, estamos aportando un plus de vitaminas, minerales y más tiempo de saciedad por consumir productos integrales)


– Tome legumbres 2 veces por semana: acompáñelas de verduras sobretodo.


– Incluya frutos secos y semillas en sus platos.


Alimentos bajos en fibra:


– Huevos, carnes, pescado, azúcar, grasas.


– Patatas, arroz, pasta y pan blanco.


La hidratación


Del mismo modo que nuestro organismo necesita agua para la mayoría de funciones vitales, el intestino necesita que le suministremos agua en gran cantidad para tener el bolo alimenticio lubricado y sea más fácil moverlo a través del intestino y a la hora de evacuar no haya que hacer esfuerzos.


Consumiremos al menos 2 litros de agua al día. Las bebidas calientes suelen ser más efectivas para el sujeto estreñido, por lo que recomendamos infusiones, caldos, café (no en exceso), bebidas vegetales, etc.


El sedentarismo


El cuerpo se activa con el movimiento: el intestino también. Si permanecemos sentados o de pie largos periodos de tiempo, el cuerpo se estanca y ralentiza muchos procesos (como cuando estamos dormidos o, estresados o deprimidos) por eso, es importante caminar (en la medida de lo posible) unos 30 minutos al día como mínimo, o cualquier otro ejercicio aeróbico de intensidad moderada para aligerar los movimientos del intestino.


Complementos fitoterapia


Cuando estas recomendaciones no son suficientes, el estreñimiento podría denominarse crónico (intestino vago, o más largo) o puede seguir siendo ocasional pero necesitando alguna de estas recomendaciones:


– Probioticos: son bacterias beneficiosas para la flora intestinal. Se dan cargas de millones de cepas en forma de jarabe o comprimidos. Nuestro cuerpo aprovecha esa ayuda para repoblar y así conseguir unas digestiones más rápidas, más eficaces, libres de flatulencias y aprovechando todos los nutrientes con mayor facilidad.


– Aloe vera: es un remedio antiquísimo porque hidrata y calma el intestino (que puede estar irritado por el acúmulo de sustancias tóxicas fruto de la descomposición de lo alimentos). Además activa la movilidad intestinal de forma suave: aporta enzimas digestivas que facilitan las futuras digestiones y fibra que promueve el desplazamiento del bolo al exterior.


– Sen o carbonato de magnesio: Son dos remedios indicados para su uso a corto plazo por su alta efectividad (en algunos casos, siendo un poco brusco el efecto). Se aconseja tomarlo a largo plazo en casos de estreñimiento crónico y alternándolo con otros preparados para que el cuerpo no se acostumbre.


Recomendaciones generales:


– No tome laxantes por su cuenta durante largos periodos: consulte a un profesional.


– Nunca aguante las ganas cuando aparezcan.


– Es recomendable visitar el baño cada día a la misma hora.


– Procure hacer el mismo número de comidas diarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *