CONSEJOS PARA TRIUNFAR EN TU PRIMER TRABAJO DE ENFERMERÍA

Te has graduado en la escuela de enfermería y estás a punto de empezar tu primer turno como enfermera registrada. En este momento debes sentir emoción y nerviosismo a partes iguales. Una buena manera de combatir tu ansiedad es prepararte para el éxito y lograr conseguir un trabajo de enfermería:

Consejos para tener éxito en tu primer trabajo como enfermera

Aquí tienes 6 consejos que te ayudarán a tener éxito en tu primer trabajo como enfermera.

  • Sé educado. Si te has graduado en la escuela de enfermería, es de suponer que a estas alturas eres bastante enseñable. No dejes que este hábito se pierda. Estarás rodeada de enfermeras experimentadas que tienen una gran cantidad de conocimientos. Absorbe las lecciones que están dispuestas a compartir y aplícalas inmediatamente.
  • Mira y escucha. La conciencia de la situación llegará muy lejos en tu carrera de enfermería. Asegúrate de dedicar mucho tiempo a observar la unidad. Escucha cómo se comunica el equipo. Observa cómo trabaja el equipo. Ajusta tu forma de trabajar y comunicarte en consecuencia. Recuerda que tu trabajo consiste en adaptarte a tu entorno, no al revés.
  • Demuestra que eres fiable. Una buena manera de demostrar que se puede confiar en ti es llegar a tiempo. Mejor aún, llega al menos 20 minutos antes. Revisa las historias clínicas de los pacientes antes de tu turno y pide opiniones a tu preceptor. Tomar la iniciativa contribuirá en gran medida a demostrar que eres la persona adecuada para el trabajo.
  • Hazlo con humor. En el contexto adecuado, el humor puede ser una forma excelente de aliviar los nervios de tus pacientes (y los tuyos). Encuentre el humor siempre que pueda.
  • Sea un jugador de equipo. Esto necesita poca explicación. Ofrécete a ayudar antes de que te lo pidan. Préstese a sus compañeros de enfermería. Te ganarás rápidamente la confianza y el respeto de tus compañeros.
  • Dale tiempo. Es normal sentirse abrumado como nuevo enfermero. La escuela de enfermería sólo puede prepararte para un cierto número de cosas. Tómate los baches con calma, adáptate, sé fluido y crece. Este es el primer paso de lo que debería ser una carrera larga y significativa, así que date tiempo para aclimatarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *