¿Cuántas horas de sueño necesito para dormir bien?

Se dice que para dormir bien por la noche hay que dormir 8 horas. ¿Qué tan cierto es esto? ¿Por qué no nos tomamos dos minutos para saber qué es verdad y qué no? ¡El número de horas de sueño que necesitas para dormir bien ya no tendrá ningún secreto para ti!

Las horas de sueño necesarias para dormir bien varían en función de varios factores

La vida de todos no es igual. Por tanto, parece lógico que no todo el mundo tenga las mismas necesidades de sueño. Mientras que algunas personas son capaces de sentirse bien después de una noche de 5-6 horas, otras pueden no ser capaces de dormir hasta que hayan pasado 9-10 horas en la cama.

Cada persona necesita diferentes cantidades de sueño

Son muchos los factores que pueden explicar las necesidades de sueño de cada persona y le presentamos algunos de ellos:

Edad

A medida que envejecemos, nuestra necesidad de sueño en términos de horas disminuye. Cuando se es niño, el desarrollo y el crecimiento, parte del cual tiene lugar cuando se duerme, requiere unas 10-12 horas de sueño.

En segundo lugar, los expertos en sueño coinciden en que entre 7 y 9 horas de sueño por noche serían suficientes para que un adulto tenga un sueño reparador. Por último, los mayores de 65 años son los que menos duermen, con una media de 7 a 8 horas por noche.

La razón de este descenso de horas es que la calidad del sueño profundo mejora cuando dormimos. Si dormimos mejor con la edad, tenemos que dormir menos. ¿No tiene sentido?

Así que lo primero que hay que recordar es que no hay que confiar en los antiguos horarios de sueño que ya no se corresponden con tus necesidades. El hecho de que a los 20 años se durmiera un determinado número de horas no significa que esto siga siendo así en la actualidad.

Nivel de actividad

Según el ritmo de nuestra vida y la intensidad de nuestras actividades, nuestro cansancio no es el mismo. Físicas o mentales, sostenidas o moderadas… Es importante tener en cuenta las actividades diarias porque influyen en nuestras necesidades de sueño.

Los espacios reducidos y la llegada del teletrabajo han cambiado profundamente la actividad física diaria de muchos de nosotros, lo que ha repercutido en el número de horas de sueño. Algunas personas sienten la necesidad de dormir más tiempo debido a la fatiga de la pantalla, mientras que otras están más en forma y duermen menos porque la fatiga del trabajo físico y los viajes se ha reducido.

Por lo tanto, las necesidades de sueño no son lineales a largo plazo debido a la edad, ni a corto plazo debido a la actividad.

Salud

Los problemas de salud también pueden influir en el tiempo de sueño, así como impedir que se duerma bien.

Un dolor agotador que le obligue a dormir más de la cuenta o una impaciencia muscular que le impida dormir demasiado tiempo y conciliar el sueño, ambas cosas son posibles.

Si además tienes un historial de trastornos del sueño, es posible que las soluciones para dormir bien por la noche, como la restricción de las horas de sueño, sean efectivas en ti y te hagan dormir menos que a los demás.

No pasa nada por no alcanzar el tiempo medio recomendado, siempre que estés contento con la cantidad de sueño que tienes por la mañana (y a lo largo del día).

Vida sana y consumo de té o café

Si eres un amante del té o del café, es inevitable que esto influya en el tiempo que pasas durmiendo. Sin embargo, tenga cuidado de que esto no se convierta en una forma de suprimir su necesidad de dormir. Demasiados y consumidos demasiado tarde perjudicarán la calidad de tu sueño y te harán estar más cansado al día siguiente porque te han impedido dormir bien.

Sea consciente de sus hábitos y dé prioridad al sueño como tal en lugar de a otras formas de mantenerse en forma a toda costa.

Sueño reparador: calidad sobre cantidad

Seguro que has oído hablar de muchas cosas: prioriza la calidad sobre la cantidad. Pues lo mismo ocurre con el sueño. Dormir más cuando se tienen trastornos del sueño es importante, pero dormir mejor es igual de importante. ¿Alguna vez has dormido 10 horas y no te has despertado sintiéndote renovado?

¿Te has levantado una hora antes de tu hora habitual de despertar y te sientes muy bien? ¡Comienza tu día! Si, por el contrario, has tenido un gran día y te sientes cansado una hora antes, ¡vete a la cama! Aprende a escucharte a ti mismo. La regularidad es importante, pero también lo es cómo te sientes.

Básicamente, no hay una regla general que se aplique a todo el mundo cuando se trata de las horas de sueño. Todo depende de su estilo de vida, su actividad física, sus hábitos y sus necesidades. Lo único que importa es que te escuches a ti mismo. Puede que estés contento con 6,5 horas de sueño, pero para algunas personas es señal de una mala noche de sueño.

Pero entonces, ¿cómo saber cuánto se necesita dormir para estar descansado?

Aprende a escucharte y a observarte para dormir bien

La mejor manera de saber qué necesitas para dormir bien es incluir tus sentimientos en la ecuación. Para determinarlo, he aquí algunas preguntas que puede hacerse:

  • ¿Está satisfecho con su ritmo actual? ¿Es lo suficientemente regular?
  • ¿Te levantas con buenas sensaciones o con un cansancio constante?
  • ¿Puedes aguantar el día o sientes la necesidad de echarte una siesta?
  • ¿Luchas contra el sueño antes de irte a dormir o te obligas a ir a la cama?
  • ¿Cuándo son más fuertes tus señales de sueño?
  • ¿A qué hora se despierta de forma natural después de una buena noche de sueño, sin que le obliguen a despertarse?
  • ¿Sueles recuperar las horas de sueño que crees que te faltan cuando puedes?
  • ¿Confía en el café para mantenerse despierto durante el día?

Todas estas respuestas pueden ayudarle a determinar si sus horas de sueño actuales son satisfactorias para usted y si le permiten tener un sueño reparador. El perfil de cada durmiente es diferente.