El misticismo detrás del Monte Olimpo

Una de las maravillas más impresionantes que tiene el viejo continente es el Monte Olimpo, también conocido como El Luminoso. Una cumbre fantástica que desde su descubrimiento ha dejado sin aliento a más de uno.

No solo es la montaña más alta de toda Grecia sino que de toda Europa, considerada como una maravilla de la naturaleza y patrimonio natural, en ella habita un ecosistema de lo más variado que se puede encontrar. Su clima no se queda atrás ya que hasta el sol de hoy sigue siendo un misterio sus constantes precipitaciones a pesar de ser un clima mediterráneo.

Justo en este punto es donde las historias y leyendas sobre este lugar toman vida, al no saber explicar con certeza el porqué de estos sucesos, de su biodiversidad y su flora tan vasta, se da paso a que se creen historias que sobre pasan lo fantástico, la mayoría de estas datan de tiempos remotos mucho antes de su primera expedición.

La montaña mitológica de los 12 dioses griegos

Los antiguos griegos adoraban a esta montaña por ser la más alta de toda Grecia, veían a esta montaña como algo sagrado y creían que los antiguos dioses moraban en ella. Estaban convencidos que solo los dioses podían llegar a la cima y que allí tenían su hogar.

Con el tiempo fueron añadiendo historias y otros dioses, siendo doce los más importantes, estos eran: Zeus, Hades, Poseidón, Ares, Atenea, Hermes, Afrodita, Hera, Apolo, Hefesto, Deméter y Artemisa. Todos ellos bajo el mando de Zeus, considerado como el rey de los dioses.

Una de las cosas que alimento este mito durante siglos es el hecho de la peculiar forma de esta montaña, casi circular que a su vez pertenece a una cordillera de montañas que forman un circulo, siendo el Monte Olimpo el pico de mayor tamaño y envergadura. A esto se le suma también el hecho de que su cima está constantemente nublada lo que imposibilita ver desde el suelo la cima de la montaña.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *