Está comprobado que dormir bien te hace bella

Dormir bien puede ser tu secreto para tener una piel bonita. ¿Cómo cuidar su sueño y la belleza de su piel?

Como probablemente ya has experimentado, la falta de sueño tiene consecuencias directas en tu aspecto físico. Ojeras, piel pálida y flácida, hinchazón, rojeces… Todos hemos oído el comentario «¡Vaya, has pasado una mala noche!

Regeneración de la piel durante el sueño

Al luchar constantemente contra las agresiones externas durante el día, la piel también necesita dormir bien. Se regenera constantemente, pero especialmente mientras duermes. Y cuanto más duerme, más se regenera su piel.

Un sueño profundo y constante mejora la belleza de tu piel pero también tu salud en general. Una regeneración eficaz puede mejorar la piel apagada y favorecer la curación de enfermedades como el eczema. El sueño profundo permite que la piel no sólo tenga un mejor aspecto, sino que también se recupere.

Las dos capas superiores de la piel, la epidermis y la dermis, están formadas por células que se dividen y renuevan a lo largo del día, pero también por la noche. La segunda capa de células especializadas, conocidas como fibroblastos, también produce proteínas estructurales como el colágeno y la elastina. Estos dos últimos confieren a la piel su flexibilidad y su fuerza, lo que garantiza un aspecto regordete. La falta de colágeno, y por lo tanto de sueño, conduce a la sequedad de la piel y a la acumulación de marcas, incluidas las arrugas. También hace que la piel se caiga, especialmente en las comisuras de los labios, dándole una expresión triste.

Cuanto más hidratada y flexible esté la piel, mejor reflejará la luz y aparecerá radiante. Con una buena noche de sueño, ¡nadie podrá decirte que tienes mala cara por la mañana!

Los gestos adecuados antes de acostarse para tener una piel bonita

Para acabar con los ojos hinchados y la mirada de papel maché, aquí tienes algunas cosas que hacer antes de acostarte. Crear una rutina de cuidado de la piel te relaja y te invita a dormir, además de hacerle un bien a tu piel.

  • Desmaquillarse: imprescindible para una piel sana. La piel debe estar limpia para que los poros puedan oxigenarse y regenerarse por la noche. Leche, loción, aceite vegetal (el aceite de coco es muy eficaz para los productos resistentes al agua)… Hazlo según lo que más te convenga. A veces es molesto pasar por este paso después de una noche de borrachera, pero tu piel te lo agradecerá. Y luego los ojos todos pegados por la mañana, gracias pero no gracias.
  • Utiliza un producto de cuidado nocturno: esto potenciará tu piel. Elíjalo en función de la naturaleza de su piel. Cuando se duerme, el efecto del cuidado nocturno se multiplica por diez, ya que se suma al proceso natural de regeneración celular. No escatimes en cuidados nocturnos hidratantes porque tu piel pierde más agua por la noche que por el día.
  • Masajea tu cara: ¡asegúrate de usar los gestos correctos! Poner 2 ó 3 gotas de aceite en la palma de la mano y calentarla. A continuación, realiza pequeños movimientos circulares empezando por la barbilla y subiendo hacia las orejas para alisar la piel. No olvides masajear la frente y los pliegues nasolabiales.
  • Ponte crema en el cuerpo: utiliza una loción corporal para combatir la sequedad, tanto en verano como en invierno.
  • Y para terminar su rutina, prepárese para una noche zen. Pon una bolsita de lavanda en tu almohada para que te relajes y duermas bien. También puedes ponerle 1 o 2 gotas de aceite esencial.

Estás preparado para un sueño profundo y tu piel también.

Dormir bien para combatir las ojeras

¿Qué se puede hacer con esas famosas ojeras que nos molestan con demasiada frecuencia? Pueden explicarse por una noche de sueño corto y una falta de sueño profundo, ya que la fatiga afecta a la circulación sanguínea y puede ralentizarla.

La sangre se estanca entonces bajo la piel y la colorea, dándole ese color azul violáceo. A la inversa, la circulación sanguínea tiene dificultades para llegar a las mejillas, dándoles un aspecto menos rosado de lo habitual.

Para reducir las ojeras, dormir con la cabeza elevada puede ayudar a facilitar la circulación sanguínea. También es una buena forma de dormir bien porque facilita la respiración por la nariz. Especialmente si padece apnea obstructiva del sueño y/o ronca.

El sueño y el crecimiento del cabello

Pérdida de cabello, rotura, puntas abiertas… todo esto puede ser causado por la falta de sueño. Las raíces de su cabello necesitan nutrientes, vitaminas y minerales suministrados por el torrente sanguíneo. Por lo tanto, como la falta de sueño reduce la eficiencia de la circulación sanguínea, el crecimiento del cabello también es menos eficiente. Esto significa que el cabello crece más lentamente y es menos resistente a la rotura.

Además, la falta de sueño aumenta la vulnerabilidad al estrés. El estrés puede provocar un aumento de los niveles de cortisol en el organismo, lo que puede provocar la caída del cabello. ¿Estás estresado? Descubre 5 consejos para gestionar tu estrés en el día a día.

Mis productos para el cuidado de la piel: ¿con o sin perfume?

Seamos sinceros, una crema que huele bien hace que quieras untarla más en tu cara. Además, oler un aroma agradable promueve una emoción positiva y calmante. Estimule sus sentidos con aromas que se adapten a sus gustos.

Sin embargo, tenga cuidado de no elegir un producto demasiado embriagador, que podría tener el efecto contrario e impedirle dormir bien. Puede saturar su sentido del olfato y hacer que se sienta mal, lo que le aleja de la tranquilidad.

Tenga también cuidado con la composición química de ciertos perfumes: no siempre son beneficiosos para la piel. Sería una pena elegir un producto de cuidado que dañe tu piel…

Y psst, ¡la textura también es importante! Un producto de cuidado de la piel está en contacto directo con ella, por lo que es mejor que sea agradable de aplicar.

Una rutina nocturna maximiza la belleza de tu piel y te prepara para una buena noche de sueño.

Pero eso no es todo. Además de mejorar su aspecto, el sueño reparador tiene efectos beneficiosos en muchos aspectos de su vida diaria.