Irene Larraz (Newtral): “La desinformación no para”

Incógnitas21 de diciembre de 202121 de diciembre de 2021

Andrea Gallego Rodríguez

Irene Larraz, coordinadora de Fact-checking de Newtral, nos cuenta su visión sobre la evolución del periodismo y, más concretamente, sobre la figura del periodista. Recolecta diez años de experiencia, en medios nacionales e internacionales como Verificado (proyecto realizado en México), El Tiempo (Colombia) o Ecuador Chequea.

Como parte del equipo de Fact-checking, Irene se encarga de la parte de verificación del medio. Por un lado, está la verificación del discurso político: el fact-checking. Y, por otro lado, el debunking que consiste en la verificación de bulos. Ella participa activamente en la parte del discurso político, además de coordinar el equipo de datos.

Pregunta. ¿Cuál es tu labor principal?

Respuesta. La labor diaria es organizar un poco la escucha. La escucha llamamos a la primera parte que es hacer una agenda con todas las intervenciones que hacen los políticos en el día. Y, luego, hacemos una escucha o lectura en revistas, revisión de twits, etc., dando seguimiento a todas las actuaciones públicas que tienen. Después de esa escucha, seleccionamos algunas frases que son verificables. Las que son verificables vamos comprobándolas una a una para ver cuáles son ciertas y cuáles no y, de las que no lo son, hacemos una selección en función de la relevancia que pueden tener para el debate público.

Luego, con la selección de los temas que vamos a verificar, los vamos elaborando. Una vez elaborado el artículo, yo me dedico también a editarlos. Para asegurarnos que todas las publicaciones que hacemos en la parte de verificación tienen el rigor periodístico, tenemos tres pasos de edición: el primero, lo hace una compañera; yo hago el segundo filtro y, el tercero, lo hace un compañero.

Además, seguimos una metodología, que es la que está publicada en nuestra página web.

P. ¿Crees que la inmediatez de la actualidad está perjudicando al periodismo?

R. Creo que la inmediatez es algo que está super ligado al periodismo, a lo que estamos todos obligados, a dar la información super rápido. Es algo que en verificación lo vemos super importante. Porque estamos en este limbo de la obligación o el deber, que tenemos que ser super rigurosos, pero a la vez tener que publicar lo antes posible para desactivar la información cuanto antes, y que no se siga contagiando.

Es siempre ese debate que está ahí. En ese sentido, no creo que sea algo que perjudique, sino que es algo a lo que estamos obligados. Si siento que a veces descuidamos una cosa por priorizar la otra, cuando las dos son igual de relevantes. Cuando la una no puede vivir sin la otra. No puede ser inmediato si no vas a dar la información bien porque entonces puedes estar perjudicando. Creo que tenemos siempre que sopesar las dos partes y, al menos en la parte de verificación, lo que siempre decimos es: que preferimos publicar bien antes que publicar. Si no estamos seguros de algo, no lo publicamos. Preferimos esperar, aunque lleguemos un poquito más tarde.

P. ¿La desinformación o fake news se han convertido en el día a día del periodismo? ¿Qué perspectiva tienes de cara al futuro?

R. No tanto del periodismo. Sí del periodismo que hacemos nosotros, por supuesto, porque nos dedicamos a eso. Pero, sí en el día a día de la sociedad. Creo que todo el mundo está expuesto a los bulos que se difunden en Internet, en redes sociales, en distintas plataformas. E, incluso, estamos expuestos al lenguaje que utilizan los políticos y la comunicación que hacen los políticos que muchas veces está plagada de mentiras, verdades a medias, desinformación en distintos grados.

Entonces creo que, como sociedad, nos hemos dado cuenta de que tenemos que convivir con este fenómeno, que no es que antes no existiera, sino que ahora con todas estas plataformas y redes sociales han tenido una capacidad de viralizarse que nunca antes habíamos visto. Y, con esa capacidad de viralizarse, viene el potencial dañino que es mucho mayor que antes. Los medios estamos mucho más obligados a verificar la información mucho más rápido, mucho más eficaz, que aborde todo.

P. ¿Qué perspectiva tienes de cara al futuro?

R. Lamentablemente vemos que la desinformación no para, que cada día es más y que no damos a vasto con todo el trabajo que genera. Los equipos de verificación, no sólo en España, sino en todo el mundo, han crecido de manera exponencial en los últimos cinco, seis o siete años. Se han ido multiplicando de una manera impresionante.

Tenemos que fomentar que no todo dependa solamente de las plataformas de verificación. Hay varias formas de combatir la desinformación. Las plataformas de verificación somos una a la que los ciudadanos pueden recurrir. Nosotros estamos continuamente publicando artículos que verifican la información; pero, luego, tenemos que promover también la parte de alfabetización mediática. Que la ciudadanía se pueda hacer con herramientas y ser capaz de discernir (no todo), pero sí al menos dudar o poner en tela de juicio cosas que le llegan por distintos canales. Que pueda ver en qué si puede confiar, y en qué no, o que pueda tener las herramientas para que el mismo pueda, con pequeñas comprobaciones, no dejarse engañar tan fácilmente.

Nosotros, aquí en Newtral, tenemos una pata muy importante que es Newtral Educación, que lo que tratamos de hacer es eso: compartir herramientas para que toda la gente que recibe o que está expuesta a estos bulos que no los comparta. Que ante la menor duda sobre todo no compartan, que lo pueda verificar por sí mismo y, si no, que acuda a nosotros a consultarnos.

P. ¿Crees que las redes sociales deberían tener una especie de filtro de las fake news?

R. Cada red social ha tomado diferentes medidas y no sabría decirte si unas están mejor que otras; pero sí hay muchas diferencias entre sí. Por ejemplo, Facebook, cuando hay un contenido falso, nosotros hacemos una publicación y le avisamos a Facebook o Facebook detecta que hemos hecho esta publicación. Ellos tienen un algoritmo propio que detecta todas las veces que se ha compartido esa publicación y, en esas publicaciones, ponen como una especie de cartel diciendo: ojo, que el contenido que vas a ver es falso, está verificado por verificadores independientes. Y, te reenvían a los artículos publicados por todos los verificadores que tenemos alianza con Facebook. Entonces, ya te avisan en cierto modo de que lo que vas a ver es falso. Lo taguean y, de hecho, le reducen para que no aparezca entre los primeros resultados.

Tenemos también una alianza con Tik Tok, verificamos contenidos y ellos sí los identifican. No es que ellos lo identifican, sino que cogen nuestras verificaciones y te redirigen.

Twitter tiene una política diferente. No tiene una alianza con los medios. No hace este proceso que sí hace Facebook, y no taguea las publicaciones particulares, aun cuando puedan ser falsas. Pero sí ha hecho acciones particulares como, por ejemplo, desactivar la cuenta de Donald Trump.

P. ¿Cómo ha afectado la Inteligencia Artificial al periodismo y, concretamente, a Newtral?

R. Nosotros somos una redacción que utilizamos muchísimo la Inteligencia Artificial. De hecho, creo que somos pioneros en cómo utilizamos la Inteligencia Artificial en verificación. Nosotros tenemos un equipo de ingenieros que nos han desarrollado varias herramientas específicas para facilitar la tarea de verificación.

Los políticos hablan muchísimo. Somos un equipo grande, pero no lo suficiente grande para escuchar todo lo que dicen todos los días en redes sociales, comparecencias, entrevistas, reuniones, etc. Entonces, estas herramientas nos simplifican la tarea de búsqueda de frases verificables y posible detección de mentiras.

P. Se ha abierto un debate, ¿crees que los influencers o comunicadores como Ibai van a quitar el trabajo a los periodistas? ¿Y qué hay de los robots?

R. No, yo creo que son cosas diferentes. No compiten. El periodista tiene unas herramientas específicas y se dedica al trabajo de comunicar una información. Es muy consciente de la responsabilidad que conlleva, la necesidad de contrastar las fuentes y aportar una información equilibrada, etc. Tenemos periodistas muy conocidos. Si te fijas solo en el número de seguidores, podrían ser influencers, pero son periodistas. Creo que la gente es consciente de la diferencia que hay entre unos y otros.

QUOTE: “El valor de un periodistano es tanto la información pura y dura, sinosu mirada”.

– Irene Larraz

No es cierto que hagan nuestro trabajo [los robots]. Nos lo facilitan. En un futuro vamos a tener que aprender a convivir porque nos van a facilitar la vida muchísimo. Al final el algoritmo que utilizamos nosotros para la verificación, lo entrenamos nosotras como verificadoras. No es algo que pueda funcionar de manera autónoma o independiente. Es una combinación de las dos fuerzas. Que al final nos va a liberar de tareas más rutinarias para que podamos dedicar este tiempo a tareas más creativas, a escribir las historias mejor, a poder tener más tiempo para buscar otros temas.

[Los robots que redactan] te pueden redactar una base. No creo que vaya a ser el trabajo final que vaya a publicar un medio generalista. Puede servir tal vez para agencias. Al final, el valor de un periodistano es tanto la información pura y dura, sinosu mirada.

Irene Larraz, coordinadora de Fact-checking de Newtral, nos cuenta su visión sobre la evolución del periodismo y, más concretamente, sobre la figura del periodista. Recolecta diez años de experiencia, en medios nacionales e internacionales como Verificado (proyecto realizado en México), El Tiempo (Colombia) o Ecuador Chequea.

Como parte del equipo de Fact-checking, Irene se encarga de la parte de verificación del medio. Por un lado, está la verificación del discurso político: el fact-checking. Y, por otro lado, el debunking que consiste en la verificación de bulos. Ella participa activamente en la parte del discurso político, además de coordinar el equipo de datos.

Pregunta. ¿Cuál es tu labor principal?

Respuesta. La labor diaria es organizar un poco la escucha. La escucha llamamos a la primera parte que es hacer una agenda con todas las intervenciones que hacen los políticos en el día. Y, luego, hacemos una escucha o lectura en revistas, revisión de twits, etc., dando seguimiento a todas las actuaciones públicas que tienen. Después de esa escucha, seleccionamos algunas frases que son verificables. Las que son verificables vamos comprobándolas una a una para ver cuáles son ciertas y cuáles no y, de las que no lo son, hacemos una selección en función de la relevancia que pueden tener para el debate público.

Luego, con la selección de los temas que vamos a verificar, los vamos elaborando. Una vez elaborado el artículo, yo me dedico también a editarlos. Para asegurarnos que todas las publicaciones que hacemos en la parte de verificación tienen el rigor periodístico, tenemos tres pasos de edición: el primero, lo hace una compañera; yo hago el segundo filtro y, el tercero, lo hace un compañero.

Además, seguimos una metodología, que es la que está publicada en nuestra página web.

Metodología del proceso de verificación de Newtral / Fuente: Newtral.es y Twitter de Newtral.

P. ¿Crees que la inmediatez de la actualidad está perjudicando al periodismo?

R. Creo que la inmediatez es algo que está super ligado al periodismo, a lo que estamos todos obligados, a dar la información super rápido. Es algo que en verificación lo vemos super importante. Porque estamos en este limbo de la obligación o el deber, que tenemos que ser super rigurosos, pero a la vez tener que publicar lo antes posible para desactivar la información cuanto antes, y que no se siga contagiando.

QUOTE: “No puede ser inmediato si no vas a dar la información bien”

– Irene Larraz

Es siempre ese debate que está ahí. En ese sentido, no creo que sea algo que perjudique, sino que es algo a lo que estamos obligados. Si siento que a veces descuidamos una cosa por priorizar la otra, cuando las dos son igual de relevantes. Cuando la una no puede vivir sin la otra. No puede ser inmediato si no vas a dar la información bien porque entonces puedes estar perjudicando. Creo que tenemos siempre que sopesar las dos partes y, al menos en la parte de verificación, lo que siempre decimos es: que preferimos publicar bien antes que publicar. Si no estamos seguros de algo, no lo publicamos. Preferimos esperar, aunque lleguemos un poquito más tarde.

P. ¿La desinformación o fake news se han convertido en el día a día del periodismo? ¿Qué perspectiva tienes de cara al futuro?

R. No tanto del periodismo. Sí del periodismo que hacemos nosotros, por supuesto, porque nos dedicamos a eso. Pero, sí en el día a día de la sociedad. Creo que todo el mundo está expuesto a los bulos que se difunden en Internet, en redes sociales, en distintas plataformas. E, incluso, estamos expuestos al lenguaje que utilizan los políticos y la comunicación que hacen los políticos que muchas veces está plagada de mentiras, verdades a medias, desinformación en distintos grados.

Entonces creo que, como sociedad, nos hemos dado cuenta de que tenemos que convivir con este fenómeno, que no es que antes no existiera, sino que ahora con todas estas plataformas y redes sociales han tenido una capacidad de viralizarse que nunca antes habíamos visto. Y, con esa capacidad de viralizarse, viene el potencial dañino que es mucho mayor que antes. Los medios estamos mucho más obligados a verificar la información mucho más rápido, mucho más eficaz, que aborde todo.

P. ¿Qué perspectiva tienes de cara al futuro?

R. Lamentablemente vemos que la desinformación no para, que cada día es más y que no damos a vasto con todo el trabajo que genera. Los equipos de verificación, no sólo en España, sino en todo el mundo, han crecido de manera exponencial en los últimos cinco, seis o siete años. Se han ido multiplicando de una manera impresionante.

Tenemos que fomentar que no todo dependa solamente de las plataformas de verificación. Hay varias formas de combatir la desinformación. Las plataformas de verificación somos una a la que los ciudadanos pueden recurrir. Nosotros estamos continuamente publicando artículos que verifican la información; pero, luego, tenemos que promover también la parte de alfabetización mediática. Que la ciudadanía se pueda hacer con herramientas y ser capaz de discernir (no todo), pero sí al menos dudar o poner en tela de juicio cosas que le llegan por distintos canales. Que pueda ver en qué si puede confiar, y en qué no, o que pueda tener las herramientas para que el mismo pueda, con pequeñas comprobaciones, no dejarse engañar tan fácilmente.

Nosotros, aquí en Newtral, tenemos una pata muy importante que es Newtral Educación, que lo que tratamos de hacer es eso: compartir herramientas para que toda la gente que recibe o que está expuesta a estos bulos que no los comparta. Que ante la menor duda sobre todo no compartan, que lo pueda verificar por sí mismo y, si no, que acuda a nosotros a consultarnos.

P. ¿Crees que las redes sociales deberían tener una especie de filtro de las fake news?

R. Cada red social ha tomado diferentes medidas y no sabría decirte si unas están mejor que otras; pero sí hay muchas diferencias entre sí. Por ejemplo, Facebook, cuando hay un contenido falso, nosotros hacemos una publicación y le avisamos a Facebook o Facebook detecta que hemos hecho esta publicación. Ellos tienen un algoritmo propio que detecta todas las veces que se ha compartido esa publicación y, en esas publicaciones, ponen como una especie de cartel diciendo: ojo, que el contenido que vas a ver es falso, está verificado por verificadores independientes. Y, te reenvían a los artículos publicados por todos los verificadores que tenemos alianza con Facebook. Entonces, ya te avisan en cierto modo de que lo que vas a ver es falso. Lo taguean y, de hecho, le reducen para que no aparezca entre los primeros resultados.

Tenemos también una alianza con Tik Tok, verificamos contenidos y ellos sí los identifican. No es que ellos lo identifican, sino que cogen nuestras verificaciones y te redirigen.

Twitter tiene una política diferente. No tiene una alianza con los medios. No hace este proceso que sí hace Facebook, y no taguea las publicaciones particulares, aun cuando puedan ser falsas. Pero sí ha hecho acciones particulares como, por ejemplo, desactivar la cuenta de Donald Trump.

P. ¿Cómo ha afectado la Inteligencia Artificial al periodismo y, concretamente, a Newtral?

R. Nosotros somos una redacción que utilizamos muchísimo la Inteligencia Artificial. De hecho, creo que somos pioneros en cómo utilizamos la Inteligencia Artificial en verificación. Nosotros tenemos un equipo de ingenieros que nos han desarrollado varias herramientas específicas para facilitar la tarea de verificación.

Los políticos hablan muchísimo. Somos un equipo grande, pero no lo suficiente grande para escuchar todo lo que dicen todos los días en redes sociales, comparecencias, entrevistas, reuniones, etc. Entonces, estas herramientas nos simplifican la tarea de búsqueda de frases verificables y posible detección de mentiras.

P. Se ha abierto un debate, ¿crees que los influencers o comunicadores como Ibai van a quitar el trabajo a los periodistas? ¿Y qué hay de los robots?

R. No, yo creo que son cosas diferentes. No compiten. El periodista tiene unas herramientas específicas y se dedica al trabajo de comunicar una información. Es muy consciente de la responsabilidad que conlleva, la necesidad de contrastar las fuentes y aportar una información equilibrada, etc. Tenemos periodistas muy conocidos. Si te fijas solo en el número de seguidores, podrían ser influencers, pero son periodistas. Creo que la gente es consciente de la diferencia que hay entre unos y otros.

QUOTE: “El valor de un periodistano es tanto la información pura y dura, sinosu mirada”.

– Irene Larraz

No es cierto que hagan nuestro trabajo [los robots]. Nos lo facilitan. En un futuro vamos a tener que aprender a convivir porque nos van a facilitar la vida muchísimo. Al final el algoritmo que utilizamos nosotros para la verificación, lo entrenamos nosotras como verificadoras. No es algo que pueda funcionar de manera autónoma o independiente. Es una combinación de las dos fuerzas. Que al final nos va a liberar de tareas más rutinarias para que podamos dedicar este tiempo a tareas más creativas, a escribir las historias mejor, a poder tener más tiempo para buscar otros temas.

[Los robots que redactan] te pueden redactar una base. No creo que vaya a ser el trabajo final que vaya a publicar un medio generalista. Puede servir tal vez para agencias. Al final, el valor de un periodistano es tanto la información pura y dura, sinosu mirada.

Tags: 30 de abril de 202130 de abril de 202122 de abril de 202123 de abril de 20219 de febrero de 20219 de febrero de 2021Historia Anterior

Ecosistema europeo: Política climática en la Unión Europea

Lo último de Incógnitas

Saque el teléfono de su bolsillo, encienda la pantalla, entre en la

Raquel Ramos González, Luis Felipe Lázaro de la Orden Desde tiempos inmemoriales

23 de junio de 1961. Hace 60 años entró en vigor el

Maria Carrasco Lloria El pasado mes de mayo cruzaron la frontera ceutí

Antes de la crisis provocada por la covid-19, en España un 25%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *